ESCUELA DE LA
EXCELENCIA

Ven, hace días que te espero

[X] Close

Mini cursos GRATIS

con Eduardo Llanos

3 caminos para acercarte a Dios

10 minutos

12 sesiones,

que transformarán tu soledad en gozo

¿Quieres deshacerte de esa ansiedad
que a veces te llega sin razón alguna?

Un sano ego-centrismo siempre es bueno.

Julio 14, 2016

Hemos hablado ya de que en nuestra cultura el egoísmo tiene necesariamente una connotación muy negativa. Y, por otra parte, solemos premiar con nuestra admiración a las personas generosas, serviciales, “entregadas”… hasta el extremo. Y hasta que un día, presas del desgaste, caen enfermas física o mentalmente. ¿Por qué parece ser a veces tan injusta la vida…? ¿Porque la vida castiga a los buenos? Más allá de un tema moral, la respuesta está en aprender el equilibrio esencial que le quita la etiqueta de malos a los egoístas y la de héroes a los “entregados”, y que convierte cualquier actividad en la que nos decidamos involucrar en un proyecto exitoso. ¿Y cuál es este equilibrio…? Yo propongo una fórmula extremadamente simple y antigua… que reza: el más sano egocentrismo, para el más eficaz alocentrismo. Una fórmula que si bien es extremadamente simple de decir, no siempre es fácil de poner en práctica en un mundo tan agitado y lleno de exigencias. Sin embargo, comprender desde sus raíces, estos conceptos, puede ayudarnos a interiorizarlos y, con ello, a comenzar a practicarlos. Ego centrismo es esa energía o movimiento interno de la psique de una persona, que le permite concentrarse y ocuparse de sí misma… Alo centrismo, viene de alius, allí o "el otro", y es por ello que la palabra algo centrismo nos indica un movimiento interno de la psique que… le permite a la persona concentrarse y ocuparse de los demás… Y aquí es donde está el quid del asunto, porque, volviendo nuevamente a la simpleza de esta fórmula, y dicho en términos coloquiales, “nadie da lo que no tiene”. Esta es la explicación del desgaste en el que muchas veces caen las personas que solamente, como dicen, “viven para los demás”. Tan sencillo como el procedimiento que todo aquél que haya viajado en avión conoce respecto a las mascarillas de aire en caso de baja de presión… Primero tengo que ponérmela yo, y luego mi acompañante. Si yo no estoy bien… no puedo ayudar a mi vecino. Es un mero principio de supervivencia. Sin caer en el egoísmo, es decir, en una exagerada atención a mí mismo, un sano egocentrismo, que me permita cuidar de mi salud, de mis horas de sueño, y de llevar a mi vida todo aquello que me haga feliz… es la clave para poder servir realmente a los demás. O lo que es lo mismo, a fin de ser capaces de practicar el más eficaz alocentrismo, en mi vida profesional, laboral y… de servicio… volcándome sobre los demás. Y convirtiendo mi trabajo en un éxito. Así pues, recuérdalo… el más sano egocentrismo, para el más eficaz alocentrismo. Amor, Alegría y Paz, para ti y para todos. Eduardo Llanos San Millán.

Liderazgo de unidad...

Septiembre 15, 2016

En el curso del TaFORIN o Taller de Formación Integral Humana, al que puedes suscribirte contactándonos a través del correo de esta página web, busco siempre llevarte a realizar un liderazgo de unidad… Primero que nada sobre tu propia vida, pues al ser capaz de conducir tu propio proceso para reconciliarTE contigo mismo@, tendrás como consecuencia, la capacidad de ejercer este mismo liderazgo a tu alrededor en cualquier ámbito que desees. ¿Y qué ruta tomar para lograr, en primer lugar, este liderazgo de unidad en lo personal? Nada más y nada menos que el cultivo de los valores universales… Hoy, cada vez más, en un mundo globalizado, es muy importante que nuestra ética personal, no reciba la objeción de ser una ética “extranjera” o “ajena” para nadie, y mucho menos para nosotros mismos. Sino que, por el contrario, nos movamos en el marco de una ética universal, fundada en valores universales, una ética que tenga como base los valores de los predecesores de nuestra cultura, al menos occidental, los griegos, con sus cuatro valores trascendentes y, por tanto, presentes en todos los seres: — la unidad: permitiendo a cada ser adueñarse de su propia esencia e individualidad al reconciliarse internamente… generando así, gracias a esta armonía interna, armonía y ACUERDOS en todas y cada una de sus relaciones. — la verdad: siendo aquella que responde y emana de la realidad misma de las cosas y que existe más allá de las interpretaciones. — la bondad: que es la perfección inherente a cada cosa y ser vivo, al ser vivido de acuerdo a su esencia. — la belleza: como resplandor y luz emanada de la unión de la verdad y la bondad. Así pues, el mensaje fundamental de este pequeño texto, es que tú, yo, y todos, podemos, sin importar la época conflictuada que en lo personal, en lo familiar o en nuestra propia nación vivamos… Todos podemos, SIEMPRE, decidirnos por centrar nuestros esfuerzos, más que en ganar discusiones, en CREAR ACUERDOS, en los que la verdad (la honestidad) y la bondad (la fidelidad a nuestra persona, familia, país)… nos generen un bello resultado. En pocas palabras: un escenario, una situación, una dinámica en la que el grado de armonía sea mayor luego de que hayamos pasado por ahí… El mundo que sueño, lo creo en mí. Eduardo Llanos San Milán

Taller de Conversión Transformación e Identificación con Cristo
"Caras vemos, corazones no sabemos", dice el dicho. ¿Cómo encontrar la verdadera felicidad? ¿Esa que no depende de las circunstancias? Adéntrate en la sabiduría espiritual capaz de rescatar de la insatisfacción al más infeliz de todos los seres.
Ver Video