Espiritualidad Contemporanea
Un sano ego-centrismo siempre es bueno.

Un sano ego-centrismo siempre es bueno.

Sálvate, y luego salva a los demás...

Sálvate, y luego salva a los demás…

Hemos hablado ya de que en nuestra cultura el egoísmo tiene necesariamente una connotación muy negativa. Y, por otra parte, solemos premiar con nuestra admiración a las personas generosas, serviciales, “entregadas”… hasta el extremo. Y hasta que un día, presas del desgaste, caen enfermas física o mentalmente.

¿Por qué parece ser a veces tan injusta la vida…? ¿Porque la vida castiga a los buenos?

Más allá de un tema moral, la respuesta está en aprender el equilibrio esencial que le quita la etiqueta de malos a los egoístas y la de héroes a los “entregados”, y que convierte cualquier actividad en la que nos decidamos involucrar en un proyecto exitoso.

¿Y cuál es este equilibrio…?

Yo propongo una fórmula extremadamente simple y antigua… que reza: el más sano egocentrismo, para el más eficaz alocentrismo.

Una fórmula que si bien es extremadamente simple de decir, no siempre es fácil de poner en práctica en un mundo tan agitado y lleno de exigencias.

Sin embargo, comprender desde sus raíces, estos conceptos, puede ayudarnos a interiorizarlos y, con ello, a comenzar a practicarlos.

Ego centrismo es esa energía o movimiento interno de la psique de una persona, que le permite concentrarse y ocuparse de sí misma…

Alo centrismo, viene de alius, allí o “el otro”, y es por ello que la palabra algo centrismo nos indica un movimiento interno de la psique que… le permite a la persona concentrarse y ocuparse de los demás…

Y aquí es donde está el quid del asunto, porque, volviendo nuevamente a la simpleza de esta fórmula, y dicho en términos coloquiales, “nadie da lo que no tiene”.

Esta es la explicación del desgaste en el que muchas veces caen las personas que solamente, como dicen, “viven para los demás”.

Tan sencillo como el procedimiento que todo aquél que haya viajado en avión conoce respecto a las mascarillas de aire en caso de baja de presión… Primero tengo que ponérmela yo, y luego mi acompañante. Si yo no estoy bien… no puedo ayudar a mi vecino. Es un mero principio de supervivencia.

Sin caer en el egoísmo, es decir, en una exagerada atención a mí mismo, un sano egocentrismo, que me permita cuidar de mi salud, de mis horas de sueño, y de llevar a mi vida todo aquello que me haga feliz… es la clave para poder servir realmente a los demás.

O lo que es lo mismo, a fin de ser capaces de practicar el más eficaz alocentrismo, en mi vida profesional, laboral y… de servicio… volcándome sobre los demás. Y convirtiendo mi trabajo en un éxito.

Así pues, recuérdalo… el más sano egocentrismo, para el más eficaz alocentrismo.

Amor, Alegría y Paz, para ti y para todos.
Eduardo Llanos San Millán.

6 Comentarios para Un sano ego-centrismo siempre es bueno.

  1. OLGA NAVA dice:

    Eduardo
    Lo que me llevo a reflexionar sobre este tema es precisamente estar bien yo y cuidarme yo para poder ofrecer y cuidar de los demás.
    En ocasiones somos tan envidiosos con nosotros mismos que dejamos por ultimo termino nuestro bienestar para darlos a los demás.

    gracias

  2. Yolanda o velasco dice:

    Egocentrismo es cuidar de uno para poder cuidar de los demás creo q yo no me hago tanto caso y prefiero q los demás estén bien

  3. Rosaura Pichardo Forcade dice:

    La educación que recibí es el darme a los demás y alejarme del egoísmo como algo malo. En este artículo conciso y sustancioso ha logrado un maravilloso equilibrio que me soluciona y me da argumento. Estoy estudiando una licenciatura y me tortura el que necesito cultivar valores como la disciplina, la constancia, el trabajo, aprender nuevas herramientas tecnológicas, etcétera. Y he necesitado conscientemente, ser egoísta, pues me estoy superando para dar lo mejor de mí día a día. Soy una adulta mayor, mis hijos ya se casaron, pase mi vida atendiendo a mi familia y atendiendo mi salud pues muy joven sufrí un accidente automovilístico que hasta la fecha, tengo cirugías muy serías para conservar mi movilidad y autonomía. Esta oportunidad me la envía Dios, alimentando mi espíritu principalmente y me ha llenado de vida y gratitud. La licenciatura es en Ciencias Religiosas.
    Muchísimas gracias Sr. Eduardo, por compartirnos la fuente de la juventud. Saludos!!!

  4. Angeles Giraldos Becerro dice:

    Me parece fantástico y muy clasificador para distinguir lo que es un tema religioso de uno psíquico. Creo que las religiones no pueden ser un refugio de personas desequilibradas

  5. francisco valdez dice:

    Que tal Eduardo
    buenas noches
    con respecto a este capitulo del egocentrismo y alocentrismo es muy importante estar en paz con sigo mismo ya que que sin la paz interior y sin atenderse o cuidarse para si mimos no podemos realizar o sentirnos bien con los demás asi que el orden empieza por nosotros mismos para estar bien con los demás.
    gracias…Saludos…

  6. Ma.Guadalupe dice:

    Mi ego, es muy cierto, si no me cuido bien para estar sana mentalmente, física y espiritualmente, para ofrecer a mis semejantes lo que soy, lo que hago y puedo hacer por los demás, con amor es la verdadera caridad, hasta que duela como decía la Madre Teresa. Creo que aun estoy en mi egocentrismo, aun sigo en mi búsqueda del estar bien. pero aun así trato de servir con lo que puedo a los demás. Tendré muy en cuenta esta palabra nueva para mi. alocentrismo.
    Gracias Eduardo

Deja tu comentario

Comunidad
Eduardo Llanos

serie de
videos GRATIS
12 VIDEO TIPS PARA SER
FELIZ Y VIVIR EN PLENITUD
ENTREGADOS SEMANALMENTE
A TU CORREO ELECTRÓNICO

ASUNTO: Un desnudo: ¿bien?, ¿mal? No te dejes confundir…

Septiembre 22, 2016

“Hay valores que, de suyo, no entran en el orden moral… eso es lo que significa amorales, Entonces tenemos tres cosas, hay lo moral, lo inmoral (digamos lo ético y lo no ético ) y lo amoral, que sería un campo que está fuera de lo moral, que es de alguna manera: neutro. Cuando hablamos de UNIDAD Y BONDAD definitivamente estamos en un campo moral, porque es posible escoger, de lo que se me presenta, el bien mayor o el bien menor. En pocas palabras, puedo escoger unir o puedo escoger dividir. Aquí, cualquiera de mis acciones, tiene una clasificación en la ética, que es la que estudia la bondad o maldad de los actos humanos, pero si llegamos a la ciencia, la ciencia es buena o es mala…? Y aquí la respuesta es que puede ser buena o mala, dependiendo del uso que hagamos de ella… Y, en otro ejemplo, tenemos el arte, la técnica… ¿son buenos o son malos…? Y aquí dependerá también del uso que hagamos de ellos. Si utilizo la técnica para destruir, la vuelvo “mala”… Pero, de suyo, la técnica, es, digamos, “indiferente” o dicho con otras palabras, es amoral, no está en la clasificación del orden moral, y lo que le da moralidad, es el uso que yo haga de ella. Son estos los valores humanos que no tienen connotación moral, ejemplos adicionales de esto son: la riqueza, y los valores económicos… son neutros en sí mismos, todo depende de cómo se distribuye, cómo se organiza, reparte; y volvemos a los valores intelectuales, a la ciencia… que descubre la energía atómica, la cual puede ser utilizada, sin contaminar, para beneficiar a un número enorme de personas, pero también puede ser utilizada para crear bombas atómicas; también podemos ir a los valores estéticos… y aquí toparnos con el problema de la belleza, cuando estamos ante un desnudo, en el arte, es una belleza, pero el desnudo en la pornografía, lleva otra finalidad, Y aquí nos topamos con la naturaliza humana, que puede sacar de cuestiones que en sí mismas son buenas… un bien mayor o, tristemente, una calamidad, según el uso que se les dé. Abramos bien los ojos. El mundo que sueño, lo creo en mí.  Eduardo Llanos San Millán

Lo más importante de todo


¿Cuánto podría cambiar la faz de la tierra si los que creemos en un Dios que es Amor, realmente nos decidiéramos a vivir con amor?



Reflexiona, junto con Eduardo, el autor del libro, en torno a estas preguntas y muchas otras que transformarán tu vida.
...Leer más
Queremos Escucharte
Escríbenos
Síguenos
Cuéntanos