Espiritualidad Contemporanea
2016: por favor, incluye a Dios en tus planes.

2016: por favor, incluye a Dios en tus planes.

Este 2016: abraza a Dios.

Este 2016: abraza a Dios.

Estamos a las puertas de un Nuevo Año que Dios nos regala. Es costumbre que en estas fechas los seres humanos hagamos una evaluación del año que está por terminar y hagamos planes para el Año Nuevo.

En estas circunstancias nuestra conciencia nos muestra muchos aspectos de nuestra vida que podemos y debemos mejorar, y es la época de los propósitos, los famosos propósitos del Año Nuevo, y es por ello que quisiera hacerte una reflexión que es muy importante.

Cuidado, no confíes, para la realización de todos estos propósitos y metas, solamente en tus propias fuerzas…

El camino para tener éxito realmente y poder realizar todos tus proyectos va más allá de las reglas humanas para establecer metas posibles, factibles, progresivas, bien redactadas, bien planeadas… Y tiene que ver con estar conscientes de que, si la confianza se deposita solamente en las fuerzas humanas, no hay garantía de que nuestras metas se cumplan.

¿Por qué? Dios nos ha hecho seres racionales, dotados de inteligencia y de albedrío, de conciencia y de voluntad. Sin embargo, las fuerzas de nuestro albedrío, afectadas por la concupiscencia y el pecado original, están muy limitadas y más aún, si a esto añadimos la ignorancia, la malicia, la sensualidad y la debilidad…

Por todo esto, el albedrío, la libertad humana, solamente es eficaz cuando está apoyado y confía en en la Gracia Divina, la cual SÍ tiene el poder para hacer eficaz nuestra libertad. Por tanto, la propuesta es confiar ANTES QUE NADA, en Dios, y una vez que hemos hecho esto, es importante confiar y creer absolutamente en ti, pero con Dios dentro de tu propio ser, con Dios a tu lado, con Dios como tu socio, con Dios como tu compañero…

Entonces sí, tus propósitos y metas se verán cumplidos con la eficacia que deseas y para la Gloria de Dios y para bien tuyo.

No olvides pues este punto de partida que es tan importante, y que Dios te conceda un año maravilloso, un año en el que seas capaz de ir concretando paulatinamente las metas importantes de tu vida, un año en el que en cada momento experimentes, de una manera gozosa, y plena, y maravillosa, la presencia de Dios, pues Él quiere hacerse presente en ti y Él es tu Tesoro.

Cuando vemos nuestra vida, unida a Dios, una unión que se prolongará incluso más allá de la muerte, entonces el presente y el futuro se llenan de plenitud, de amor, de alegría y de paz.

Te deseo, para este año que comienza, lo mejor de lo mejor, y la compañía de Dios, plena en tu alma.

Amor, Alegría y Paz, para ti y para todos.
Eduardo Llanos San Millán.

2 Comentarios para 2016: por favor, incluye a Dios en tus planes.

  1. María Eugenia mendieta dice:

    Gracias, por tan hermosos deseos
    , queda mi alma alegre y en calma, sabiendo que con Dios ya estamos , Feliz Año Nuevo

  2. yannet dice:

    Hola amigos estupendo mensaje de igual manera se los dos a vosotros estupendo entrada de año sienpre con la bendición de
    Dios q es tan bueno y maravilloso

Deja tu comentario

Comunidad
Eduardo Llanos

serie de
videos GRATIS
12 VIDEO TIPS PARA SER
FELIZ Y VIVIR EN PLENITUD
ENTREGADOS SEMANALMENTE
A TU CORREO ELECTRÓNICO

Liderazgo de unidad...

Septiembre 15, 2016

En el curso del TaFORIN o Taller de Formación Integral Humana, al que puedes suscribirte contactándonos a través del correo de esta página web, busco siempre llevarte a realizar un liderazgo de unidad… Primero que nada sobre tu propia vida, pues al ser capaz de conducir tu propio proceso para reconciliarTE contigo mismo@, tendrás como consecuencia, la capacidad de ejercer este mismo liderazgo a tu alrededor en cualquier ámbito que desees. ¿Y qué ruta tomar para lograr, en primer lugar, este liderazgo de unidad en lo personal? Nada más y nada menos que el cultivo de los valores universales… Hoy, cada vez más, en un mundo globalizado, es muy importante que nuestra ética personal, no reciba la objeción de ser una ética “extranjera” o “ajena” para nadie, y mucho menos para nosotros mismos. Sino que, por el contrario, nos movamos en el marco de una ética universal, fundada en valores universales, una ética que tenga como base los valores de los predecesores de nuestra cultura, al menos occidental, los griegos, con sus cuatro valores trascendentes y, por tanto, presentes en todos los seres: — la unidad: permitiendo a cada ser adueñarse de su propia esencia e individualidad al reconciliarse internamente… generando así, gracias a esta armonía interna, armonía y ACUERDOS en todas y cada una de sus relaciones. — la verdad: siendo aquella que responde y emana de la realidad misma de las cosas y que existe más allá de las interpretaciones. — la bondad: que es la perfección inherente a cada cosa y ser vivo, al ser vivido de acuerdo a su esencia. — la belleza: como resplandor y luz emanada de la unión de la verdad y la bondad. Así pues, el mensaje fundamental de este pequeño texto, es que tú, yo, y todos, podemos, sin importar la época conflictuada que en lo personal, en lo familiar o en nuestra propia nación vivamos… Todos podemos, SIEMPRE, decidirnos por centrar nuestros esfuerzos, más que en ganar discusiones, en CREAR ACUERDOS, en los que la verdad (la honestidad) y la bondad (la fidelidad a nuestra persona, familia, país)… nos generen un bello resultado. En pocas palabras: un escenario, una situación, una dinámica en la que el grado de armonía sea mayor luego de que hayamos pasado por ahí… El mundo que sueño, lo creo en mí. Eduardo Llanos San Milán

Lo más importante de todo


¿Cuánto podría cambiar la faz de la tierra si los que creemos en un Dios que es Amor, realmente nos decidiéramos a vivir con amor?



Reflexiona, junto con Eduardo, el autor del libro, en torno a estas preguntas y muchas otras que transformarán tu vida.
...Leer más
Queremos Escucharte
Escríbenos
Síguenos
Cuéntanos