Espiritualidad Contemporanea
Feliz Navidad: algo especial para ti (San Agustín).

Feliz Navidad: algo especial para ti (San Agustín).

Es Navidad: ¡Vívela...!!

Es Navidad: ¡Vívela…!!

Lectora, lector, te deseo la mejor de todas las NAVIDADES, que el AMOR, LA PAZ Y LA ALEGRÍA REINEN EN TU CORAZÓN y en TODAS LAS RELACIONES DE TU VIDA, que brote de ti la alegría del verbo encarnado, y que así, partir de este momento, vivido con profundidad en tu corazón: TODO, ABSOLUTAMENTE TODO, SE VUELVA MILAGRO DE AMOR.

Te comparto, de los sermones de san Agustín, obispo, (Sermón 13 de tempore: PL 39, 1097-1098) este texto bellísimo en el que este Santo, obispo y Doctor de la Iglesia, nos habla, con enorme profundidad, del significado de la NAVIDAD, de la llegada de Jesús al mundo… y a TÚ corazón.

DIOS SE HIZO HOMBRE PARA QUE EL HOMBRE SE HICIERA DIOS

Queridos hermanos, nuestro Señor Jesucristo, que ha creado todas las cosas desde la eternidad, se ha convertido hoy en nuestro salvador, al nacer de su madre. Quiso nacer hoy en el tiempo para conducirnos a su Padre eterno. Dios se hizo hombre, para que el hombre se hiciera Dios. Hoy se hace hombre el Señor de los ángeles, para que el hombre pueda comer el pan de los ángeles.

Hoy se cumple aquella profecía que dice: Cielos, destilad el rocío; nubes, derramad al justo; ábrase la tierra y brote el Salvador. El Creador fue hecho, para que fuera salvado el pecador. Pues esto es lo que el hombre reconoce en los salmos: Antes de ser humillado, pequé. El hombre pecó y se convirtió en reo; Dios nació como hombre para que fuera liberado el reo. El hombre cayó, pero Dios descendió. Cayó el hombre miserablemente, bajó Dios misericordiosamente; cayó el hombre por la soberbia, bajó Dios con su gracia.

Hermanos míos, ¡qué milagros y prodigios! Las leyes naturales se cambian en el hombre: Dios nace, una virgen concibe sin la intervención del hombre, la sola palabra de Dios fecunda a aquella que no conoce varón.

Es al mismo tiempo virgen y madre. Es madre, pero intacta; la virgen tiene un hijo sin intervención del hombre; es siempre inmaculada, pero no infecunda. Sólo nació sin pecado aquel que fue concebido por la obediencia del espíritu y no por los deseos y caricias de la carne.

RESPONSORIO 1Jn 4, 14; 1, 9

R. Nosotros hemos visto y damos testimonio:
*El Padre envió a su Hijo para ser Salvador del mundo.
V. Para perdonarnos y purificarnos de toda iniquidad.
R. El Padre envió a su Hijo para ser Salvador del mundo.

OREMOS,
Dios todopoderoso y eterno, que con la venida de tu Hijo has hecho resplandecer sogbre el mundo una luz nueva, concédenos que así como Jesucristo, al nacer de la Virgen María, ha querido compartir nuestra condición humana, así también nosotros lleguemos a compartir en su reino la gloria de su divinidad. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos.
Amén

CONCLUSIÓN

V. Bendigamos al Señor.
R. Demos gracias a Dios.

+

Alabado seas Padre Misericordioso.

+

Amor, Alegría y Paz, para ti y para todos.
Eduardo Llanos San Millán.

Deja tu comentario

Comunidad
Eduardo Llanos

serie de
videos GRATIS
12 VIDEO TIPS PARA SER
FELIZ Y VIVIR EN PLENITUD
ENTREGADOS SEMANALMENTE
A TU CORREO ELECTRÓNICO

Liderazgo de unidad...

Septiembre 15, 2016

En el curso del TaFORIN o Taller de Formación Integral Humana, al que puedes suscribirte contactándonos a través del correo de esta página web, busco siempre llevarte a realizar un liderazgo de unidad… Primero que nada sobre tu propia vida, pues al ser capaz de conducir tu propio proceso para reconciliarTE contigo mismo@, tendrás como consecuencia, la capacidad de ejercer este mismo liderazgo a tu alrededor en cualquier ámbito que desees. ¿Y qué ruta tomar para lograr, en primer lugar, este liderazgo de unidad en lo personal? Nada más y nada menos que el cultivo de los valores universales… Hoy, cada vez más, en un mundo globalizado, es muy importante que nuestra ética personal, no reciba la objeción de ser una ética “extranjera” o “ajena” para nadie, y mucho menos para nosotros mismos. Sino que, por el contrario, nos movamos en el marco de una ética universal, fundada en valores universales, una ética que tenga como base los valores de los predecesores de nuestra cultura, al menos occidental, los griegos, con sus cuatro valores trascendentes y, por tanto, presentes en todos los seres: — la unidad: permitiendo a cada ser adueñarse de su propia esencia e individualidad al reconciliarse internamente… generando así, gracias a esta armonía interna, armonía y ACUERDOS en todas y cada una de sus relaciones. — la verdad: siendo aquella que responde y emana de la realidad misma de las cosas y que existe más allá de las interpretaciones. — la bondad: que es la perfección inherente a cada cosa y ser vivo, al ser vivido de acuerdo a su esencia. — la belleza: como resplandor y luz emanada de la unión de la verdad y la bondad. Así pues, el mensaje fundamental de este pequeño texto, es que tú, yo, y todos, podemos, sin importar la época conflictuada que en lo personal, en lo familiar o en nuestra propia nación vivamos… Todos podemos, SIEMPRE, decidirnos por centrar nuestros esfuerzos, más que en ganar discusiones, en CREAR ACUERDOS, en los que la verdad (la honestidad) y la bondad (la fidelidad a nuestra persona, familia, país)… nos generen un bello resultado. En pocas palabras: un escenario, una situación, una dinámica en la que el grado de armonía sea mayor luego de que hayamos pasado por ahí… El mundo que sueño, lo creo en mí. Eduardo Llanos San Milán

Lo más importante de todo


¿Cuánto podría cambiar la faz de la tierra si los que creemos en un Dios que es Amor, realmente nos decidiéramos a vivir con amor?



Reflexiona, junto con Eduardo, el autor del libro, en torno a estas preguntas y muchas otras que transformarán tu vida.
...Leer más
Queremos Escucharte
Escríbenos
Síguenos
Cuéntanos