Espiritualidad Contemporanea
La fuente de la eterna juventud SÍ EXISTE.

La fuente de la eterna juventud SÍ EXISTE.

¿Cómo poder renovarnos por siempre..?

¿Cómo poder renovarnos por siempre..?

Hay una interesante gráfica que muestra cómo, al mismo tiempo que soy cuerpo, soy también espíritu, y estas dos instancias se van desarrollando a lo largo de mi niñez y de mi juventud.

Sin embargo, existe una doble ruta.

Por una parte mi espíritu puede seguir el lamentable camino de quien piensa que a más más edad, menos posibilidades de evolución, de estudio, de aprendizaje… O lo que es lo mismo, “una muerte en vida”, un dejar que el alma “se marchite” porque no se está trabajando sobre ella, porque el hecho de que podemos trabajar sobre nuestro espíritu hasta el último día de nuestra vida, se ignora.

O bien, tomar la ruta en la que cobramos conciencia de que la potencialidad de nuestra alma es ilimitada, y de que, a pesar de que nadie puede detener el proceso de envejecimiento de nuestro cuerpo, sin embargo, aquello que hay en mí de espíritu, puede comenzar a crecer, si yo lo deseo, marcando un punto de inflexión en el cual la gráfica decreciente se invierte, y se establece una evolución espiritual ascendente con el paso del tiempo… y convirtiéndose, esta evolución, precisamente, en fuente de juventud.

El hecho de dedicarme a ser creador de unidad, de adquirir más ciencia, de ser más ético, más artista, más técnico, el crecer en habilidades, en conocimientos, en actitudes, en valores, en el servicio que presto, es fuente de juventud.

Una persona que se decide y se compromete a desarrollar su ilimitado potencial hasta el último día de su vida, con pasión, con alegría, con fuerza, con coherencia y perseverancia… se transformará siempre en una mejor persona, y mientras más lo haga, y esto aumentará su dicha y su calidad para poder servir cada vez mejor a los que le rodean.

Así pues, llega un punto en la vida en el que una persona inicia un franco descenso hacia una “muerte en vida” o bien decide que, a pesar de que el tiempo siga pasando y él/ella sigan envejeciendo, continuarán cultivándose…

Y para ello es útil tener en cuenta lo siguiente…:

1) conocer nuestros talentos.
2) cultivarlos a nivel de excelencia
3) encontrar la manera de servir a los demás de la manera más útil que podamos con esos talentos cultivados.
4) sencillamente ser y vivir dichosos en esta dinámica que cierra un ciclo que podemos llamar mágico, pues cuanto más me doy a mí mismo/a más puedo dar a los demás.

Esto nos lleva a la excelencia, término que proviene del vocablo “excellere”, o sobre saliente respecto de un promedio… Trayendo, como premio adicional, de acuerdo a muchos autores, una recompensa económica mucho mayor, acorde a la calidad del servicio que prestamos.

Henos entonces, en el centro del universo ESPIRITUAL, que en vez de terminarse con el tiempo y con el uso, su potencialidad es ilimitada.

El mundo que sueño, lo creo en mí.
Eduardo Llanos San Millán.

Un Comentario para La fuente de la eterna juventud SÍ EXISTE.

  1. Daniel Jimenez Martinez dice:

    Hola Maestro Eduardo

    Lo que valoro de mi vida no conforme es atreverme al cambio por lo menos paulatinamente, me da un mucho gusto haber DESPERTADO a un verdadero sentido de vida, me complace saber con mucha claridad.,En lo que tengo que trabajar de manera constante y para toda la vida, Conocer nuestros talentos y desarrollar las capacidades es descubrir nuestro verdadero sentido de vida,(Fuente de vida) para servir y compartir con nuestros semejantes, lo agradezco profundamente muchas gracias Maestro..

Deja tu comentario

Comunidad
Eduardo Llanos

serie de
videos GRATIS
12 VIDEO TIPS PARA SER
FELIZ Y VIVIR EN PLENITUD
ENTREGADOS SEMANALMENTE
A TU CORREO ELECTRÓNICO

ASUNTO: Un desnudo: ¿bien?, ¿mal? No te dejes confundir…

Septiembre 22, 2016

“Hay valores que, de suyo, no entran en el orden moral… eso es lo que significa amorales, Entonces tenemos tres cosas, hay lo moral, lo inmoral (digamos lo ético y lo no ético ) y lo amoral, que sería un campo que está fuera de lo moral, que es de alguna manera: neutro. Cuando hablamos de UNIDAD Y BONDAD definitivamente estamos en un campo moral, porque es posible escoger, de lo que se me presenta, el bien mayor o el bien menor. En pocas palabras, puedo escoger unir o puedo escoger dividir. Aquí, cualquiera de mis acciones, tiene una clasificación en la ética, que es la que estudia la bondad o maldad de los actos humanos, pero si llegamos a la ciencia, la ciencia es buena o es mala…? Y aquí la respuesta es que puede ser buena o mala, dependiendo del uso que hagamos de ella… Y, en otro ejemplo, tenemos el arte, la técnica… ¿son buenos o son malos…? Y aquí dependerá también del uso que hagamos de ellos. Si utilizo la técnica para destruir, la vuelvo “mala”… Pero, de suyo, la técnica, es, digamos, “indiferente” o dicho con otras palabras, es amoral, no está en la clasificación del orden moral, y lo que le da moralidad, es el uso que yo haga de ella. Son estos los valores humanos que no tienen connotación moral, ejemplos adicionales de esto son: la riqueza, y los valores económicos… son neutros en sí mismos, todo depende de cómo se distribuye, cómo se organiza, reparte; y volvemos a los valores intelectuales, a la ciencia… que descubre la energía atómica, la cual puede ser utilizada, sin contaminar, para beneficiar a un número enorme de personas, pero también puede ser utilizada para crear bombas atómicas; también podemos ir a los valores estéticos… y aquí toparnos con el problema de la belleza, cuando estamos ante un desnudo, en el arte, es una belleza, pero el desnudo en la pornografía, lleva otra finalidad, Y aquí nos topamos con la naturaliza humana, que puede sacar de cuestiones que en sí mismas son buenas… un bien mayor o, tristemente, una calamidad, según el uso que se les dé. Abramos bien los ojos. El mundo que sueño, lo creo en mí.  Eduardo Llanos San Millán

Lo más importante de todo


¿Cuánto podría cambiar la faz de la tierra si los que creemos en un Dios que es Amor, realmente nos decidiéramos a vivir con amor?



Reflexiona, junto con Eduardo, el autor del libro, en torno a estas preguntas y muchas otras que transformarán tu vida.
...Leer más
Queremos Escucharte
Escríbenos
Síguenos
Cuéntanos